AP de Lavapiés: consensúa no participar en manifestación alguna junto a agentes policiales si no cambian de actitud

Mensaje remitido desde el GT de Migración y Convivencia de la AP de Lavapiés, informándonos del consenso alcanzado en su asamblea en cuanto a su no participación en manifestación alguna junto a agentes de cuerpos policiales, mientras mantengan las actitudes actuales, empezando por la del 15S.
Desde el Grupo de Migración y Convivencia de la Asamblea Popular de Lavapiés observamos cada día en nuestro barrio cómo agentes de la Policía Nacional y Municipal dedican buena parte de su jornada de “trabajo” a acosar a nuestros vecinos migrantes, perseguirlos y seleccionarlos por la calle según su aspecto físico y rasgos étnicos para luego meterlos en sus calabozos, en sus centros de tortura llamados CIE o deportarlos.
Nuestro barrio vive más que nunca un estado policial que impide la convivencia normal y pacífica de nuestros vecinos en los espacios públicos. Esta persecución es especialmente insoportable para nuestros vecinos migrantes (los manteros, los simpapeles, los vendedores ambulantes, etc.), pero nos afecta cada día más a todos. Las redadas racistas continúan produciéndose igual que siempre, independientemente de los dimes y diretes de delegados del gobierno, políticos de turno o jefes de sindicatos policiales. Sin ir más lejos, en el último mes dos compañeros nuestros del grupo de Migración y Convivencia han sufrido las consecuencias de este tipo de secuestros: uno pasó dos días en el siniestro calabozo de Leganitos después de que un policía le pidiese su documentación mientras jugaba al fútbol en el parque del Casino de la Reina, el otro pasó unas cuantas horas en la Comisaría de Sol después de haber sido víctima de un control por perfil racial a la puerta de su casa en la Calle Lavapiés. Su delito: ser negros y estar transitando por el espacio público.
Además, el acoso policial a nuestros vecinos que trabajan en la venta ambulante se ha acentuado aún más después de los acontecimientos del pasado 27 de mayo en la calle Amparo.
Nada ha cambiado en nuestro entorno que nos permita dejar de considerar a los agentes de la policía como los principales causantes de nuestros problemas de convivencia y de nuestra inseguridad en el barrio. Por eso, no queremos que se vuelva a repetir la situación de hace unas semanas, cuando la gente de la Asamblea de Lavapiés, con su pancarta y todo, se manifestó por la calle junto a quienes a diario nos hacen la vida imposible, nos persiguen, nos secuestran, nos torturan y nos asesinan.
Están demasiado recientes los asesinatos por parte de la policía de Samba Martine en el CIE de Aluche, o de Ibrahim Sissé en el CIE de Barcelona, o las torturas que dejaron a Abdellah el Asli tetrapléjico después de una redada racista en Guadalajara, o la muerte del argentino Juan Pablo Torroija en una comisaría de Girona. Mientras los agentes de la Policía Nacional y Municipal no depongan su actitud racista, denuncien las prácticas criminales de sus compañeros involucrados en torturas y asesinatos que han quedado impunes, nosotros no podremos manifestarnos en la calle junto a ninguno de ellos, por más que ellos también estén sufriendo las consecuencias de las políticas neoliberales de nuestros gobernantes.
Por eso consensuamos que, mientras se sigan dando estos hechos, nunca más iremos como asamblea a una manifestación en la que haya anunciado su presencia cualquier sindicato o colectivo policiaco, empezando por la manifestación del próximo 15 de septiembre, convocada por CCOO y UGT en Madrid, y en la que ya han anunciado su presencia, entre otras organizaciones armadas, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), la Asociación Unificada de Militares de España (AUME), el Sindicato Unificado de Policía (SUP), la Unión Federal de Policía (UFP) y la Unión de Guardias Civiles (UGC).

Leave a Comment

Filed under Movimiento 15M, Otras Asambleas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *