Tag Archives: crónica

Árboles y culos en la Gran Vía (Apuntes sobre la Revolución IV)

En la Comisión de Cultura de la Asamblea Popular del Dos de Mayo se lleva tiempo preparando una Asamblea de Niños, que finalmente se convocó para este miércoles.

Una buena parte de la reunión del lunes del grupo de Cultura estuvo dedicada a perfilar lo que se haría con los peques. Primero, habría que realizar algún tipo de juego para que se presentasen. Después, se les enseñarían los gestos mudos de acuerdo o desacuerdo, o se les propondría que se inventaran unos alternativos. A continuación, quizá, se podría elegir un moderador y alguien que tomara acta. Por último, se les animaría a que hablasen de las cuestiones que considerasen importantes para el barrio. Se llevarían también pinturas para que dibujasen un gran mural.

Una chica de la comisión comentaba que ya había estado adelantando a sus hijos el tema de los gestos. Después de un buen rato mostrándoselos (subir y agitar las manos como flanes cuando te guste lo que están diciendo; los pulgares abajo cuando no te guste; los brazos cruzados hacia arriba con los puños cerrados cuando estés en total desacuerdo; etc.), les preguntó:
—Entonces, ¿lo habéis entendido?
Uno de sus hijos, muy convencido, alzó los brazos en cruz… agitando las manos. Un reflejo simbólico de lo que ocurrió finalmente en la 1ª Asamblea de Niños del barrio de Malasaña.

Continue reading

Leave a Comment

Filed under Crónicas

¿Granito de arena o desierto? (Apuntes sobre la Revolución III)

A las once del sábado, en la plaza del Dos de Mayo, hay un desayuno popular. Nosotros llevamos un bizcocho hecho el día anterior, zumo, servilletas y vasos. Allí hay instalada una mesa con termos de café, más zumos… Alguien ha traído una olla rebosante de té. Enfrente, dos grandes mesas con dulces caseros de los más diversos tipos, fruta, tortilla de patatas… Dejamos tímidamente el zumo y el bizcocho en sus mesas correspondientes.

—Mamá, quiero zumo —me dice Ari.
—Pues mira, allí lo tienes —le indico.

Ari se esconde detrás de mi pierna.
—Tú, anda… Me da vergüenza —dice.

Normal. Nunca han estado en un desayuno popular, y han sido educados para que no toquen nada que esté en la calle, que sea “de otros”. Y eso que esta es su plaza, donde han pasado más tiempo que en casa. Le pongo el zumo y le corto un trozo de bizcocho.

Continue reading

Leave a Comment

Filed under Comisión Cultura y Educación, Crónicas